Amor Erótico


Valentine's Day 14 de febrero para los enamorados que ven juntos la luna y las estrellas amor erótico


Capítulo 1. Lo erótico como categoría estética.



La poesía erótica es interesante, al llegar a ser un tema cargado de prejuicios por estar relacionado con la sexualidad. La poesía es un medio escrito y oral, por el cual se pueden expresar las emociones, anhelos o estados de ánimo, por lo tanto es un tema interesante y necesita ser analizado.
En este trabajo me enfocaré en describir y analizar un poema. Del cual bastaron seis párrafos para hacer estremecer mi alma, ya que fue una bomba de emociones, con la capacidad de despertar sentimientos al instante. Decidí relacionar el poema con la categoría estética de lo erótico. Aunque conociendo los trabajos del autor Edgar Allan Poe, se tendría más conexión con las categorías estéticas de lo terrorífico, lo místico, el suspenso, pero yo elegí lo erótico para analizar ese lado del poema Annabel Lee.



El análisis desde la perspectiva erótica es importante para la estética debido a que el poema se ha estudiado desde la psicología, la historia y la literatura. También se le ha hecho énfasis en lo místico y terrorífico del relato al describir la delgada línea entre la vida y la muerte.  Lo erótico está implícito y ha sido poco estudiado.

Las preguntas que intentaré resolver en el trabajo son: ¿Cómo se relaciona lo erótico en la poesía? ¿Cómo el contenido del poema transmite imágenes y emociones? ¿Cuál es el sentido estético del poema? Y ¿Cuál es la poética del poema? Para dar respuesta a las preguntas tomaré como ejemplo el poema de Annabel Lee de Edgar Allan Poe y lo relacionare con concepciones de lo erótico desde la perspectiva de tres filósofos, que son: Georges Bataille, Aristófanes y Erich Fromm. Al poema se le sustraerá los estados de emoción erótica para el análisis. En el primer capítulo se definirá que es lo erótico como categoría estética. El segundo capítulo desmenuzará el poema de Allan Poe desde la visión estética erótica.


La estética.
La estética es una rama de la filosofía. La palabra proviene del griego aesthesis que quiere decir sensibilidad. Pero no fue hasta mediados del siglo XVIII que el filósofo alemán Alexander Baumgarten va a definir la estética como “La ciencia del conocimiento sensible”. Él problematiza la percepción y apreciación de lo bello desde el sujeto. La sensibilidad que tiene el hombre para considerar bello a un objeto ya sea natural o artístico. Debido a esto, no busca la universalización de lo bello, sino una percepción individual del sujeto.

La Estética, en cambio, nace como un intento de recuperar la particularidad sensible que ha sido sacrificada en aras de una distinción confiable, certera. No apela a la abstracción universal, sino a la sensibilidad particular. El sentido de tal propósito lo veremos con Baumgarten. Los presupuestos que tal recuperación exige son la revalorización de la representación sensible y la dignificación de la imaginación. Lo primero se dará a partir del empirismo, lo segundo es un feliz logro del siglo XVIII[1].

Para Baumgarten la estética se encarga del estudio de la sensibilidad ante fenómenos artísticos o naturales y de lo bello o de lo feo, tratando de darle solución al problema de lo bello en la naturaleza en objetos estéticos y en el arte intenta descifrar el por qué lo consideramos bello, busca la esencia de lo bello, aquella propiedad que lo caracteriza como tal. La belleza de percibir emociones, la sensibilidad del sujeto ante la obra. “La Estética, para Baumgarten, tiene que ver con la información que recibimos a través de la percepción sensible y que tiene una naturaleza clara, pero imprecisa.”[2]

La estética es parte de la filosofía, a partir del siglo XIX y XX estudiando las características de los fenómenos artísticos bellos o feos. Para tener mayor control sobre lo que estudia tiene divisiones que se enfocan en características específicas de los fenómenos artísticos; a estas se les conoce como categorías estéticas. Por ejemplo: lo sublime, lo fantástico, lo grotesco, lo cómico, lo trágico, etc. Categorías que están presentes en los fenómenos artísticos y la estética los estudia y describe.

Las categorías estéticas también cuentan con sub categorías, para una mejor clasificación y mayor control de lo que se va a analizar, por ejemplo: la categoría de lo típico cuenta con varias subcategorías como son, lo exótico, lo naif, lo otro, lo autóctono, y lo folclórico, Otro ejemplo es la categoría de lo feo y las subcategorías son: lo grotesco, lo monstruoso, lo horrible, lo terrible y lo siniestro.


Lo erótico como categoría estética.
Como dije al principio, lo erótico es una categoría estética y se asocia con la sexualidad en la que pueden estar presentes todas las subcategorías estéticas, es decir, el amor puede ser sublime, místico, terrible u horrible y en particular a las concepciones de Georges Bataille que él define lo erótico a través de tres subcategorías, las cuales son: el erotismo de los cuerpos, el erotismo de los corazones y el erotismo sagrado.

Para Bataille, lo erótico es complejo y tiene relación con la vida y la muerte, quiero decir; lo erótico va más allá del acto sexual de reproducción humana, tiene su origen en el estado de fusión de los cuerpos, pero no es necesario que el fin sea la procreación de nuevos seres humanos, sino, la finalidad es la interacción física de los seres, del amor y el placer, llegando a la disolución del ser.

Toda la operación del erotismo tiene como fin alcanzar al ser en lo más íntimo, hasta el punto del desfallecimiento. El paso del estado normal al estado de deseo erótico supone en nosotros una disolución relativa del ser, tal como está constituido en el orden de la discontinuidad. Este término de disolución responde a la expresión corriente de vida disoluta, que se vincula con la actividad erótica.[3]

El erotismo se diferencia del acto puramente sexual reproductivo, ya que deja de ser un acto instintivo para permitir la supervivencia de la especie y según Bataille se relaciona con la muerte desde la creación de un nuevo ser, él da el ejemplo del espermatozoide y el ovulo que mueren para fusionarse y crear al nuevo ser. La energía y pasión en el acto erótico llevan al cuerpo al fallecimiento según Georges Bataille.

Otro autor que aborda lo erótico es el filósofo Erich Fromm y en su libro El arte de amar. Expone qué es el amor erótico, cuáles son las características y por qué se diferencia de otra clase de amor, a través de su libro nos describe distintas formas de amar y revela los misterios de esta emoción.

Fromm distingue varios tipos de amor, el amor fraternal, es el amor a todo el mundo, el respetarlos y cuidarlos. El amor materno, el amor a la vida, velar por el cuidado y conservación de los hijos. Amor así mismo, es la capacidad de amar, de aprender y saber amar a uno mismo y a los otros. Amor a dios, es la evolución, es la madures al amar “Dios se tornó verdad, amor y justicia. Dios es yo, en la medida que soy humano”. [4]

El amor erótico es como el amor de los amantes, es un acto de amor y placer. Este amor tiene tintes posesivos y obsesivos, ya que el sujeto siente un fuerte amor hacia una sola persona, por lo tanto el amor erótico lleva a los sujetos a fusionar sus cuerpos para llegar a estar en un grado de unión física y espiritual; por lo tanto está concepción deja de un lado el acto reproductivo instintivo y se vuelve en un acto sexual placentero con el fin de unirse con la pareja y volverse un solo ser. Es por esta razón que Fromm establece la diferencia entre distintos tipos de amor.

El amor fraterno es amor entre hermanos; el amor materno es amor por el desvalido. Diferentes como son entre sí, tienen en común el hecho de que, por su misma naturaleza, no están restringidos a una sola persona. Si amo a mi hermano, amo a todos mis hermanos; si amo a mi hijo, amo a todos mis hijos; no, más aún, amo a todos los niños, a todos los que necesitan mi ayuda. En contraste con ambos tipos de amor está el amor erótico: el anhelo de fusión completa, de unión con una única otra persona. Por su propia naturaleza, es exclusivo y no universal; es también, quizá, la forma de amor más engañosa que existe. [5]

Para Erich Fromm el amor erótico es vida, el desborde total de la pasión entre dos personas que buscan volverse en un solo ser donde el placer y el amor son indispensables, el acto sexual se une con estas dos emociones, son estados de absoluta fascinación hacia una única persona, los sentimientos y emociones hacia esa persona crean el ambiente de fusión corpórea y espiritual.


Lo erótico en la antigüedad.
El amor es parte de lo erótico, como hemos visto esta emoción es indispensable y desde la época clásica se ha hecho mención de ella. Incluso existe un libro con el mismo título del que les presente de Erich Fromm pero este tiene siglos de antigüedad y quien lo escribió quedo en la historia por las obras que escribió y que han perdurado hasta nuestros días, su nombre es Publio Ovidio que en la antigua Roma escribió Ars Amatoria (el arte de amar). Libro que sigue siendo leído hasta nuestros días.

Pero cuando una mente brillante y un espíritu profundo, como es el caso de Ovidio, elabora una concepción erótica de la vida, no está hablando de sexo, sino de un conjunto de valores en esencia espirituales, aunque enraizados en la condición humana y florecientes en el amor, como un paradigma de autoconocimiento y adopción de una perspectiva humana de las cosas del mundo; el hombre se asume como su propio maestro, y encuentra en el amor la guía y el sustento de experiencia vital propia; así que el ars amandi (el arte de amar) se convierte en un método para cultivar las virtudes naturales del alma, sin que sea necesario adoptar criterios ajenos, aunque sean valores reconocidos (y sancionados) por el orden político y religioso. De ahí el carácter crítico, y hasta subversivo, del erotismo literario, que no está muy alejado del filosófico, por lo que resulta saludable para el desarrollo del individuo, pero no siempre para la estabilidad de la sociedad.[6]

El libro de Ovidio es una muestra de la percepción de lo erótico en aquella época y más que definir el concepto enseña al lector a amar, ilustra el proceso y estados del cortejo, describe como mantener el fuego del amor y pasión encendida. Pero Ovidio no fue el único en interesarse en el tema del amor, sino, también hubo otros; por ejemplo el filósofo griego Platón que en el libro El banquete, intentan dar solución a lo que se concibe como amor y en el libro varios personajes dan su punto de vista acerca del amor.

A lo largo de los diálogos del banquete existen debates entre los personajes para definir lo qué es lo erótico y para llegar a una conclusión se basan en Eros, que significa amor pero en los diálogos al nombrar a Eros se referían al dios del amor; al cual para tener éxito en estos rubros se tenían que encomendar y rendir tributo. Como se ha visto lo erótico lo han trabajado varios intelectuales y lo han definido desde su propia concepción, las diferencias entre ellos son sutiles ya que casi todas tiene la misma línea de definición.



[1] Del Valle, Julio. La dignidad de la imaginación: Alexander Baumgarten y el contexto de nacimiento de la Estética. Arete. 2011. Vol.23, n.2, pp. 306-307.

[2] Ibídem.  217.
[3]  Bataille, Georges. El erotismo, p. 13.

[4]  Fromm, Erich. El arte de amar. Traducción. Rosenblatt, Noemí. México. Paidós. 2010, p. 73.

[5]  Ibídem. Pp. 57-58.

[6]  Cfr. “Prologo” al. Ovidio. El arte de amar. 6º ed. México. Grupo editorial tomo. 2013, pp. 13-14.
Paz y Amor. Elra :)

El Ra

Soy un ciudadano como tú. Camino por las calles para ir al trabajo y a la escuela, mirando las obras artísticas de los que intervienen gráficamente la autómata y gris ciudad. El arte quizá no salvará al mundo ni cambiará los males que aquejan a la población, pero si nos regala momentos de reflexión, con un encriptado mensaje promoverá un bien común, y nos sacará de la monotonía y grises ciudades. Paz y Larga vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hey no te olvides de comentar y compartirlo en tus redes sociales.
Paz y larga vida!