Make or not make street art.

"zona limitada"

Caminando en las calles de la Habana me encontré con este peculiar esténcil, que me dejó con una gran duda ¿El por qué? Poner “no street art zona limitada”.



Esta imagen me hizo reflexionar mucho, acerca de cuál fue el motivo del autor para plasmar algo así, mi primera hipótesis fue: que el autor lo hizo como protesta, y la segunda fue: que en realidad el arte urbano está prohibido y habrá problemas en caso de no obedecer.

Mi primera hipótesis se basa en la ironía. Un artista urbano hace un esténcil que prohíbe lo que hace, volviéndose contradictorio en forma sarcástica, dicho de otra forma se burla del Estado, que promulga leyes y normas que en ocasiones él mismo no hace caso. En esta imagen el street art está restringido, pero al mismo tiempo para comunicar la idea de prohibición, hace uso del propio street art.

Mi segunda hipótesis fue la que en realidad no está permitido el arte urbano y se castigará a cualquiera que intervenga aquel espacio. También me encontré con una señal de transito exótica e intrigante.

Cuando la vi, le dije a un colega que mirara la señal y pensamos que prohibía la música ¿Cómo es eso? Prohibir la música, entonces entramos en el dilema anterior. Pero esta vez fue distinto, un buen samaritano nos explico que la señal significaba que los autos no pueden tocar el claxon, pues en ese lugar se encuentra un hospital y esa señal evitaba el molesto ruido del claxon y la “contaminación auditiva”.


Vive libre, Vive bien. Elra :)

El Ra

Soy un ciudadano como tú. Camino por las calles para ir al trabajo y a la escuela, mirando las obras artísticas de los que intervienen gráficamente la autómata y gris ciudad. El arte quizá no salvará al mundo ni cambiará los males que aquejan a la población, pero si nos regala momentos de reflexión, con un encriptado mensaje promoverá un bien común, y nos sacará de la monotonía y grises ciudades. Paz y Larga vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hey no te olvides de comentar y compartirlo en tus redes sociales.
Paz y larga vida!