Historia del Art Toy. Significación de la mexicaneidad.

II: Las influencias de la concepción de México en la significación del Art Toy.


luchador de juguete



Ya en 2008 estaba creciendo el movimiento, gracias a personajes e instalaciones dedicadas al Art Toy. Un año antes la empresa norteamericana  kidrobot lanzó al mercado una serie de toys que llamó Dunny`s Azteca. La cual consta de 19 Dunny de tres pulgadas. La serie tuvo buena aceptación, fue conocida en todo el mundo y puso a México en un buen lugar en la escena del art toy.

Ricardo Campa fue el responsable, él propuso el proyecto a Kidrobot, a la empresa le pareció buena su idea por lo que la serie Dunny`s Azteca se concretó, con el apoyo de artistas mexicanos y claro los Dunny tienen influencias de la historia y de la cultura mexicana por ello lleva el nombre Azteca, indiscutiblemente se refiere a México, enaltece las raíces del país, una identificación de lo propio como lo expuso David Alfaros Siqueiros en la revista Vida Americana:


En mayo de 1921, en Barcelona, Siqueiros publicó la revista Vida Americana (de la cual apareció solo un número), y en ella retomaba y desarrollaba ideas que en modo más o menos informe vagaban en el ambiente mexicano. Escribía ahí que nuestra natural fisonomía racial y local aparecerá en nuestra obra, inevitablemente. Acerquémonos –proponía-  a las obras de los antiguos pobladores de nuestros valles, los pintores y escultores indios… aunque también prevenía contra las teorías basadas en la relatividad del arte nacional. Al pedir que los artistas se universalizaran, entendía que la identificación con lo propio llevaría a esa dimensión universal siempre que no se hiciera un arte arqueologuita: consideraba que la proximidad climatológica con los indios daría a los artistas la asimilación del vigor constructivo de sus obras. Pedía que se adoptara  su energía sintética pero sin llegar a las lamentables reconstrucciones arqueológicas. Es decir, se propone un nacionalismo amplio, con sentido profundo, no pintoresquista ni superficial.[1]

La propuesta de Siqueiros resonó en los artistas de su época, reafirmar las raíces, retomar el pasado indígena, recuperar la herencia, tradiciones, la cosmovisión de los pueblos originarios y al mismo tiempo ser un movimiento artístico innovador, que fuera para el pueblo y por el pueblo, para que ellos se identificaran con el arte, que pronto daría frutos convirtiéndose en el Muralismo Mexicano.

El muralismo mexicano fue un gran aporte en la historia del arte, los muralistas pintaban escenas de la vida cotidiana, también por sus ideas políticas plasmaban figuras que hacían alusión al comunismo, exaltaban la lucha de clases, enaltecían al obrero, campesino y a las minorías, hacían uso de símbolos prehispánicos y de mitos por ello el muralismo fue impactante, rompió con el canon de las academias europeas, siendo una corriente hecha en México.

La propuesta de Ricardo Campa es parecida, hacer diseños de art toys por mexicanos y para mexicanos, aunque la empresa que lo promueve es norteamericana pero fue el primer pasó, y otro aspecto es que no fue sólo para mexicanos sino para el mundo, para dar a conocer la calidad del diseño nacional. Pues bien por  la idea de enaltecer lo hecho en México y que el muralismo se encargó de hacer influyendo las demás artes como la arquitectura, que tuvo una visión similar, construcciones con símbolos prehispánicos.

Otra alternativa a favor del robustecimiento de la idea de cultura nacionalista, fue la presentada durante el mismo periodo a que nos hemos venido refiriendo [los años 20], por la arquitectura inspirada en la plástica prehispánica que, aunque si bien nunca llego a consolidar un movimiento de fuerza propositiva  tan importante como el neocolonial, aporto una vez más (tal como lo había hecho a finales del siglo XIX) ejemplos de otro modelo de revaloración de la historia artística del país. El arquitecto Manuel Amabilis se constituyo en su más importante exponente, toda vez que sus proyectos y construcciones han quedado como los elementos de juicio más sólidos para la comprensión del estilo neo indígena, por lo menos el que se ejerció dentro de los parámetros del movimiento de renovación cultural nacional en virtud de que, junto al neocolonial, ha llegado a ser la tendencia que de manera subyacente se ha mantenido vigente a lo largo de la historia arquitectónica del siglo XX.[2]

En arquitectura hubo dos propuestas de las cuales termino ganado el neocolonialismo, mientras que la expuesta por el arquitecto Manuel Amabilis no tuvo mucha suerte, pero esta construcción de inmueble con base en plástica prehispánica se parece a la propuesta por Siqueiros, que sigue influyendo el arte y a los artistas contemporáneos.

La finalidad de reproducir símbolos prehispánicos para enaltecer la cultura mexicana al igual que la representación de mitos y personajes de la cultura prehispánica es habitual a la hora de hablar de México, por ejemplo el Quetzalcóatl diseñado por the beast brothers en la serie Dunny`s Azteca. El Quetzalcóatl, es una reproducción de la mítica deidad del viento y de la sabiduría, la figura hace alusión  a la cosmovisión de aquella cultura.

Los mismos autores de Quetzalcóatl hicieron otra figura con el mismo tema Ehécatl, deidad del viento para los aztecas, de nueva cuenta el diseño se vasa en un dios de  la cosmovisión de la cultura prehispánica, sin duda es icono de México, hay identificación con el pasado glorioso, se apropian de la herencia cultural, de los mitos, leyendas e historias de México.

The beast brothers son artistas plásticos que nacieron en México pero radican en Norteamérica y tal vez los diseños que hicieron se vieron influenciados por la idea de Siqueiros y se apropiaron e identificaron con la cultura ancestral mexicana (aparentemente), o quizá el diseño es un cliché de cómo es percibido México en el extranjero, tal vez es la representación de un producto que ha sido reproducido continuamente, y no necesariamente tiene la finalidad de enaltecer el mito de Quetzalcóatl, sino estereotipar la concepción que se tiene de lo mexicano.

La demanda y cotización de la colección Dunny`s Azteca, hizo que kidrobot apostara por una segunda entrega y produjo 17 nuevos Dunny de tres pulgadas. El 20 de enero de 2011 sale al mercado la serie dunny`s Azteca II, con la misma intención y de igual forma fueron intervenidos por artistas mexicanos. Esta entrega cuenta con dos diseños de Saner artista urbano que es conocido mundialmente por su peculiar estilo, the beast brothers también están presentes con dos diseños.

La serie Dunny`s Azteca II fue más variada con los temas que presenta, ya que entre los 17 diseños hay Dunny que representan aspectos de la vida cotidiana, como es el caso de vocho de Anaïs e3, los dos Sicario de Saner. De la historia de México: Adelita de Óscar Mar, Calendario Azteca y Calendario Azteca Golden de The beast brothers. Incluso de creencias religiosas: virgen de Miguel de la Barracuda. Y de personajes icónicos del cine y televisión mexicana: chato de José Leandro Córdoba Lucas, este último es el diseño que más me gusto de la serie ya que es ilustrado el conocido y simpático personaje Cantinflas al cual le daba vida el actor Mario Moreno Reyes.

Los distintos temas que encontramos en Azteca II se apartan un poco por lo expuesto por Siqueiros, esta vez no sólo se presentan figuras o símbolos prehispánicos, sino también creencias religiosas que se imponen en la colonia, la vida cotidiana expuesta por un Dunny, vocho, verde que en su frente dice taxi y en la parte de atrás están sus matriculas y hace alusión a los acontecimientos contemporáneos como los dos diseños de sicario o chato. Parecido un poco lo que dice Rodríguez Lozano, la pintura mexicana son las expresiones culturales, es el estimulo que hace pintar lo mexicano:

La crueldad de la luz solar de México, que ha ido templando el carácter mexicano, la claridad y simpleza de sus montañas y la paciencia desesperante de su pueblo. ¡La admirable, terrible paciencia de su pueblo! Estas son las cosas que nosotros pintamos… la pintura, para no salirse de sus medios, tiene que representar un elemento espiritual… la pintura en sí. Solamente que yo no puedo hacer otra cosa que pintura mexicana, puesto que por raza, educación y visualidad, soy mexicano. Mi expresión es mexicana, mis temas son mexicanos. Lo que pasa es que no caigo en lo pintoresco porque no hay necesidad de eso… la luz la geología, la raza, son elementos inalterables en el tiempo, que constituyen esencialmente a América y nos diferencian completamente de Europa en sabor, sonido y color.[3]

La inspiración, la técnica, los estímulos creadores están en el país, no se necesita copiar modas o tendencias extranjeras, estas pueden ser muy buenas pero si se copian sólo seria eso una copia de la original, por lo tanto se tiene que apropiarse, adaptarla al contexto. Como interpreto a Rodríguez Lozano el arte mexicano se inspira en la mexicanidad.

Anaïs e3 Con el diseño de su Dunny vocho se ejemplifica lo que dijo Rodríguez Lozano, los estímulos artísticos están aquí y lo podemos ver en la pieza, un Dunny convertido en taxi de los verdes que circulaban en la Ciudad de México, el estimulo artístico fue un objeto del día a día en la ciudad, reflejando así la vida cotidiana, sin caer o con la delgada línea del cliché. Otro ejemplo es el chato que nos habla de un personaje de cine y televisión, la influencia y el reconocimiento que tiene en el país al igual que en el extranjero, lo hace una pieza sin duda alguna del México contemporáneo.




[1] Manrique, Jorge. “Los primeros años del muralismo” en Una visión del arte y de la historia. UNAM. México. 2001. 200PP.
[2] Anda Alanís, enrique X. “La arquitectura después de la revolución mexicana” en Historia de la arquitectura mexicana. Gustavo gil. 1995. 170 pp.
[3] Tibol, raque. “Después de los tres grandes” en Historia general del arte mexicano. Editorial Hermes. México-buenos aires. 1975. (Tomo II).



Paz y larga vida. Elra :)

El Ra

Soy un ciudadano como tú. Camino por las calles para ir al trabajo y a la escuela, mirando las obras artísticas de los que intervienen gráficamente la autómata y gris ciudad. El arte quizá no salvará al mundo ni cambiará los males que aquejan a la población, pero si nos regala momentos de reflexión, con un encriptado mensaje promoverá un bien común, y nos sacará de la monotonía y grises ciudades. Paz y Larga vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hey no te olvides de comentar y compartirlo en tus redes sociales.
Paz y larga vida!