Bafe y Zuter.


Y cuando desperté, el bafe de mi primo todavía estaba ahí como siempre acostado, sin hacer nada, sin oficio, cada día que pasa se parece más a un costal de papas. Mi primo es todo un bafe, no hace gran actividad o esfuerzo y tarda siglos en hacer sus labores.



Ni todo el ruido que hizo mi hermano, con sus gritos y energía al máximo despertaron a mi primo, hasta para abrir los ojos lo hace con una pesadez increíble, su pereza es inhumana. Es un bafe total, mientras que mi hermano sigue haciendo relajo, yendo de un lado a otro, su voz se escucha a kilómetros, el zuter que no puede faltar en la familia.

Mi hermano siempre tiene pila y le gusta mucho el ska, lo baila y lo canta con pasión, a lugar que va lo identifican, su presencia se percibe a lo lejos a causa del alboroto ocasionado debido a su carácter anti convencional  por lo zuter que es.

El cuarto de mi primo es pequeño y caótico, está lleno de cosas, todas desordenadas como si no le importaran las tira en su habitación, su alfombra es de ropa sucia y limpia, lo único de gran relevancia para él son sus consolas de videojuegos, las trata y cuida como Santos, lo único que le falta es hacerles un altar. Ese bafe vive con nosotros, su cuarto está al lado del mío, estoy en medio del bafe y el zuter.

El cuarto de mi hermano, como les dije está al lado del mío, también es pequeño, bueno los tres cuartos son chicos, el de mis padres es el grande y esta al fondo. Mi hermano no tiene muchas cosas, cama, ropero, mesa y una computadora de escritorio, él trata de mantener ordenado su cuarto, evita que se junte la ropa sucia para no tener montañas de ropa que no usará.


Mi primo no estudia ni trabaja, hace un año terminó el bachillerato y cuando hizo examen de selección a la universidad, no se quedó, y ya no lo volvió a hacer. Mi hermano va a la mitad de su licenciatura de filosofía. Mi Papá trabaja como supervisor de producción en una fábrica de papel, supervisa el empaquetado, el lote diario y que se cumpla con la producción fijada. Mi Mamá trabaja medio tiempo en una tienda de ropa. Yo soy el menor y estoy estudiando el bachillerato.



El Ra

Soy un ciudadano como tú. Camino por las calles para ir al trabajo y a la escuela, mirando las obras artísticas de los que intervienen gráficamente la autómata y gris ciudad. El arte quizá no salvará al mundo ni cambiará los males que aquejan a la población, pero si nos regala momentos de reflexión, con un encriptado mensaje promoverá un bien común, y nos sacará de la monotonía y grises ciudades. Paz y Larga vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey no te olvides de comentar y compartirlo en tus redes sociales.
Paz y larga vida!