Realidad o pesadilla.



El sol, plantas, arboles y demas flora y fauna se iva perdiendo mientras caminaba. El espacio se tornaba lugubre, algo tenebroso, al voltear todo se habia desbanecido incluso la luz del sol, por lo cual era dificil ver, solamnete se podia contemplar oscuridad y extraños ruidos.
Seguía caminando para poder encontrar el lugar del que había llegado, pero sentía que me adentraba más en la oscuridad, el lugar estaba completamente silencioso, lo único que escuchaba era el eco de mis pasos, con cada paso que daba; me perdía más, me alteraba más, la soledad me invadía. El eco de mis pasos que cada vez se hacían más fuertes y rápidos  me desesperaban y enloquecían, me desquiciaban ya no soportaba más.
Decidí detenerme pero el silencio y la oscuridad me mataban, intente gritar pero no podía, estaba muy alterado por esa razón no articulaba y no podía hacer ningún sonido, después de varios intentos logre gritar, una agonizante y doloroso grito salió de mi. “aaaAaAAAAAHHHHHH!!!”, “ya basta, por favor… ya basta.”
En mis pensamientos las mismas preguntas “¿Esto no puede ser real?”, “¿es una pesadilla? quiero despertar”, “si no lo es” “¿Qué es?”, “¿Dónde acaba esto?” “¿Cuál va hacer el final?”. Al parecer la constante insistencia de las preguntas en mi cabeza tuvieron respuesta, pues un murmullo se escucho a lo lejos, era un murmullo raro, tenebroso que no lograba  entender, no sabía lo que decía y entre en pánico.
Empecé a caminar de nuevo intentando ignorar el sonido de mis pasos, para no desesperarme. Trate de concentrarme y encontrar de dónde salía el murmullo, empecé a buscar intentando relajarme, pero el miedo no lo podía controlar, temía que el causante de aquel sonido fuera hostil, pero eso ya no me importaba si fuera hostil o no. Lo único que quería era encontrar la salida a toda costa, pero cuál es mi sorpresa, siento una presencia detrás de mí, me quede pasmado un instante, con temor y mi cuerpo tembloroso voltee y no vi nada no percibía nada “¿Qué está pasando?”.
El origen del murmullo el cual estaba buscando me fue imposible encontrarlo por la desesperación que sentía, la impotencia de no saber lo que sucedía o dónde me encontraba estaba acabando con migo. Muchos murmullos, gritos y demás lamentos se escuchaban, el silencio se fue y dio paso a una cámara de lamentos y a pesar de lo oscuro del lugar alcanzaba a distinguir sombras que iban de un lado a otro, el sombrío lugar cambio a ser terrorífico ya no estaba sólo y el silencio desapareció.


“¿Quiénes son?”  “¿Por qué estoy aquí?”, no recibía ninguna respuesta, pero los terroríficos lamentos no paraban, las sombras se acercaban a mí. Me detuve y cerré los ojos esperando que la pesadilla acabara.

El Ra

Soy un ciudadano como tú. Camino por las calles para ir al trabajo y a la escuela, mirando las obras artísticas de los que intervienen gráficamente la autómata y gris ciudad. El arte quizá no salvará al mundo ni cambiará los males que aquejan a la población, pero si nos regala momentos de reflexión, con un encriptado mensaje promoverá un bien común, y nos sacará de la monotonía y grises ciudades. Paz y Larga vida.

1 comentario:

  1. Hola,

    leí tus textos, muchas gracias, demuestran que te has esforzado en tu escritura. ¡Bravo!
    Mientras siga en paro la uacm, así nos comunicaremos, aunque estoy pensando en vernos un día miércoles para cumplir con la promesa de la visita al museo del palacio.
    Qué opinas.

    ResponderEliminar

Hey no te olvides de comentar y compartirlo en tus redes sociales.
Paz y larga vida!